Entrevista Becada Becerril de la Sierra 27 noviembre. Natillas caseras

Entrevista Becada Becerril de la Sierra 27 noviembre. Natillas caseras

Hoy, como cada martes, cumplimos fiel a nuestra cita semana con la emisora Cope de la Sierra. Nuestro Chef, Jorge Díaz al frente de Becada, es entrevistado en la emisora y, atención, porque hoy va a comapartie la mejor receta para hacer unas natillas caseras…

Os dejamos a continuación la transcripción de la entrevista para que podáis tomar nota de los trucos y la receta que Jorge comparte con nosotros.

Y no te olvides de visitar nuestro restaurante de Becerril de la Sierra, donde tenemos este postre y muchos otros elaborados a diarios en nuestras cocinas, y además, aptos para todo tipo de intolerantes, salvo el huevo, ¡claro!


Cope: Que te parece si nos vamos hasta el restaurante Becada, en Becerril de la Sierra, en paseo de la Ermita 23, para tomar unos postres muy ricos, ricos. Hablamos con Jorge Diaz. Él es el jefe de cocina del restaurante. Jorge, ¿Qué tal? Bienvenido, buenas tardes.

Becada: Hola, buenas tardes a todos.

C: Hoy nos vamos a centrar en los postres porque la semana pasada lo habíamos dejado en un punto en el que tu comentabas que querías explicarnos cómo se hacen una natillas caseras, hechas solamente con huevo, así que somos todo oídos. Qué ricas, natillas, qué sabores y qué recuerdos nos traen.

B: Es que a mí, personalmente, es un postre por el que siempre apostaré porque es uno de mis preferidos y creo que también es el preferido de los niños, a todos los peques les encantan las natillas, y a los mayores también les encantan las natillas.

C: Sí, nos recuerdan mucho a nuestra infancia, ¿verdad? «Mamá, prepárame unas natillas. ¿Ahora hija? Venga que sí». Qué bien.

B: Ojalá que fuese así ahora, ¿verdad?

C: Sí ojala

B: Sí, ahora hay los, como yo los llamo, kits supersónicos para hacer natillas pero luego, los tomas y no tienen nada absolutamente que ver. Y bueno, la manera de hacer las natillas a la antigua, tradicionalmente, pues todos recordamos que se hacían en flanera, y se hacían al baño María. Esto se hace, para aquellos que no sean ilustrados en la cocina, se hacen al baño María para que no alcancen una temperatura superior a los 85 º y de esta manera el huevo no se corte, no se rule, no se sobrecueza. Y yo voy a poner como ejemplo, ahora que estamos tan de moda, desgraciadamente, las intolerancias, pues pongo de ejemplo las natillas aptas para todos los públicos.

C: Muy bien, perfecto.

B: Por ejemplo voy a presumir de postres en becada y tenemos unas natillas que las hacemos con leche vegetal, con leche de coco, con lo cual es apto para los intolerantes a la lactosa, y lo hacemos con huevo y sin almidones añadidos, y sin nada, con lo cual es también apto para los celíacos. Quien sea intolerante al huevo, pues obviamente no podrá tomar este postres. Pero son los menos. Entonces, como se hace esto es con azúcar, nosotros utilizamos azúcar sin refinar, azúcar de caña. Ponemos por cada litro de leche, unos 125 g de azúcar moreno y añadimos entre 12 y 16 yemas de huevo.

Algunos dirán qué barbaridad, tanto huevo. Pero el huevo no es dañino, por mucho que digan, el huevo no es uno de los alimentos que hagan daño. Hay alimentos que consumimos en el día a día que hacen mucho más daño.

El caso, resumiendo, por cada litro de leche, de 12 a 16 huevos, 125 g de azúcar y luego, si nos gusta con un toque de cítrico, pues le ponemos un poquito de ralladura de limón o ralladura de naranja, y un poquito de canela.

Lo que hacemos, batimos las yemas de huevo, las separamos, por supuesto, las yemas de la claras. Batimos las yemas de huevo junto con el azúcar, e incorporamos, y podemos, para acelerar el proceso, incorporar la leche templada, poco a poco sobre este preparado que llamaremos sabayon.

Y lo batimos todo, lo mezclamos, lo metemos todo al baño al maría, que eso es muy sencillo, todo el mundo sabrá cómo es el baño María, y lo dejamos que se cocine por un periodo de 20 o 25 minutos. Y tendremos las natillas hechas.

Entonces es un postre muy rápido de elaborar, muy rápido de hacer, y es un postre que es muy agradecido: Encima es un postre que gusta a todo el mundo y no es un postre que haga daño a nadie: ni te infla, ni te engorda ni historias raras.

C: Y con unos ingredientes Jorge que siempre tenemos en casa.

B: Sí, efectivamente, son ingrediente que cualquier persona tienen en su casa, y no tiene ninguna complejidad para encontrar esos ingredientes.

C: Una cosita Jorge, cuando hablas del baño maría, tú donde lo sueles hacer, ¿sobre la placa o en el horno?

B: Mira, yo lo suelo hacer siempre sobre una placa. Ponemos a cocer agua en una olla, y sobre esa olla, metemos una olla más pequeña, ¿vale? Y ahí metemos las natillas, y dejamos que se cuezan en esa otra olla que está inmersa. Yo lo hago en placa, pero también se puede hacer en horno. No hay ningún problema.

C: ¿Pero cierras la olla, la grande? ¿O no la llegas a cerrar?

B: La dejo tapada, herméticamente no la cierro, simplemente dejo tapada, pero que pueda respirar el preparado.

C: Es que es es una duda que yo siempre tengo cuando hago cosas al baño María, que no sé si hay que cerrar la olla o no hay que cerrar, o ni siquiera dejar puesta la tapa.

B: o, no es necesario cerrarla de manera hermética. Lo único que sí que es importante, es tener en cuenta que empezaremos a contar el tiempo a raíz de que el agua de la cacerola principal, pues empiece a hervir.

C: Y otra cosita Jorge, tú decías que utilizabas leche de coco, porque así vale para todas las personas, por le tema de la intolerancia, ¿y qué sabor le da? ¿Le da sabor a coco? Es que yo no la he probado nunca.

B: Le da un ligero sabor a coco, sí.

C: Anda, qué rico ¿no? Más rico todavía.

B: Aún más rico todavía si cabe , sí.

C: Uy, qué bueno, qué bueno. Cuando las vas a preparar en el restaurante que vamos para allá, porque yo no tengo tiempo, no tengo mamá que me las prepare.

B: Nosotros las tenemos preparados esta semana. Ya tenemos nuestras natillas con leche de coco.

C: Bueno, pues allá que vamos Oye, nos ha quedado pendiente ese rico arroz con leche. ¿Lo dejamos para la semana que viene y así saboreamos toda esta semana las natillas? Te parece?

B: Sin ningún problema.

C: Pues venga. Rápidamente hasta el restaurante becad en Becerril de la sierra en paseo de la Ermita 23. Jorge Díaz, al frente del restaurante, y ¡ay! ¡que gusto da  hablar contigo y cuánto vamos a aprender¡ Además de saborear allí en el propio restaurante, claro. Pues nada, hasta la próxima semana.

B: Venga, hasta la semana que viene, un abrazo a todos.

C: Hasta luego.


Y hasta aquí la entrevista de hoy. Recuerda que cada semana estamos en cope, a partir de las 13.00 horas, y por supuesto, todas las semanas, de martes a domingo, puedes encontrarnos en Becada Becerril, en Paseo de la Ermita, donde poder degustar estas deliciosas natillas y mucho más. Te esperamos.

Deja un comentario