Las patatas fritas más caras del mundo – Entrevista Becada Becerril de la Sierra 15 de enero

¿Quieres sabes cómo son las patas más caras del mundo? En becada en Becerril de la Sierra las tenemos, y por el mismo precio que una ración de croquetas. Puedes venir a probarlas siempre que quieras, seguro que te van a sorprender… Y en la entrevista de hoy en cope de la sierra te damos las indicaciones de cómo se preparan. ¿Sabías que son necesarios 3 días para preparar estas patatas?

Toda la información en la entrevista o en nuestro restaurante. Te esperamos.


COPE: Es el momento de meternos en la cocina pero no te preocupes si no se te da demasiado bien porque vamos a ir acompañados de todo un experto chef como Jorge Díaz al frente de la cocina de Becada en Becerril de la Sierra, paseo de la ermita número 23, y tienes toda la información disponible en su web, becada.es. Así que, ya hablamos con Jorge, le damos la bienvenida. Qué tal Jorge, ¿cómo estás?

BECADA: Hola, ¿qué tal estáis todos? Recién empezado el año, ¿verdad?

C: Recién empezado, recién estrenado, finalizadas las fiestas y ahora con un poquito más de tranquilidad. Pues volvemos a la rutina, volvemos a lo normal, y  hasta se agradece Jorge.

B: Sí, sí.

C: Ha habido muchos excesos, y ahora toca pues moderarse un poquito y volver, como decíamos, a la rutina y a nuestra vida diaria. Y a comer bien, eso sí, algo que siempre se hace en el restaurante becada. Y mira, hoy queríamos hablar de un plato que tenéis vosotros que surge de un viaje a Londres y lo habéis tratado de adaptar, es un aperitivo, se llama patatas blumenthal. Cuéntanos, cómo se te ocurrió la idea y cómo las has adaptado.

B: Nosotros ese snack, que es un aperitivo y super original, que todo el mundo que lo prueba le sorprende muchísimo y la materia prima base es patata, no tiene más. Nosotros las llamamos las patatas más caras del mundo, y en realidad ese plato de patatas en Londres, donde nosotros hemos podido probarlas, cuesta 18 € al cambio la ración de patatas.

C: Ajá

B: Y bueno, no suele ser habitual que alguien pague 18 € por una ración de patas.

C: Y eso es lo que vosotros cobráis en Becada, no ¿verdad?

B: Nada, nosotros las llamaremos las patatas más caras del mundo a precios accesibles.

C: Muy bien, eso ya suena mejor y seguro que salen riquísimas.

B: Pero vamos, sin ninguna duda. Pero cabe recalcar que en Londres hay cola para comer esas patatas.

C: Sí, y en becada ni te cuento (risas)

B: En becada espero que también haya colas (risas)

C: A partir de este momento, ya verás.

B: ¡Bueno! Seguro. Y estas patatas, nosotros para dar pistas de la complejidad de la receta, estas patatas se elaboran durante un periodo de tres días. Entonces durante el primer día lo que se hace es que damos un hervor a estas patatas con una salmuera y las patatas no llegan a cocerse, están en una temperatura controlada durante un periodo de tiempo determinado y con esa base de sal y de agua.

C: Entiendo que la patata entera.

B: La patata la cortamos en gajos grandes. La patata tiene el tamaño más o menos de una croqueta. Se trata de un corte grueso, un taco de patata.

C: O sea, se corta pero a gajos, grande.

B: Sí. Exactamente, grandes. Primero las cocemos en una salmuera, las dejamos reposar en el frigorífico, para que absorba toda la humedad, y al día siguiente, porque hay que esperar un día, al día siguiente las confitamos en una mezcla de aceite especiales que hacemos nosotros. También lo confitamos a una temperatura controlada, las metemos en el congelador y al día siguiente las freímos en una manteca de pato a fuego muy fuerte. 

C: ¿Manteca de pato?

B: Sí, una manteca de pato a fuego muy fuerte. Y esto, creeme si te digo que no es que sea algo sorprendente, es que es sorprendente y delicioso. Es un snack absolutamente delicioso al que nosotros llamamos las patatas más caras del mundo a precios accesibles. A precios de una ración de croquetas, vamos. 

C: Oye, Jorge, y la manteca de pato, ¿qué sabor le da?

B: La manteca de pato lo que le da es un sabor espectacular, un sabor, que se lo das a los amantes del pato, y nosotros en becada vendemos mucho pato, a la gente le gusta mucho el pato, pues le da un sabor dulce, porque la manteca de pato, en esta manteca previamente se han cocinado muslos de pato, va especiada, y tiene un sabor muy particular. 

C: Es una delicatessen que se puede poner así, al principio, como aperitivo, mientras ya te llega a lo mejor el pato

B: Efectivamente (risas). Antes de pedir cualquier plato principal, de los platos que ya conocen nuestros clientes, pues en vez de pedirse unas croquetas o pedirse una alcachofas y tal, pues puedes pedir un plato sorprendente, que gusta a todo el mundo, unas patatas al estilo blumenthal

C: Oye Jorge, hablabas tú de viajar, supongo que te servirá como fuente de inspiración, y hablabas de sorprender. ¿A ti qué país te ha sorprendido más en cuanto a la cocina?

B: Bueno, yo hay una asignatura pendiente que tengo, que es viajar a Asia. 

C: A Asia.

B: Si, es la asignatura que tengo pendiente, pero a mi me gusta la cocina asiática, a mi me gusta la auténtica. La de verdad.

C: No la que tomamos aquí.

B: Efectivamente, no la remasterizada, como digo yo, que tomamos aquí, que son, pues las golosinas que nos ponen, de sushi, sashimi y todas estas cosas. A mi me gusta la comida asiática de verdad, la que comes despojos, muchas casquería, y que comes mucho, pues eso, muchas víscera, es lo auténtico. Pero a mi, de lo que conozco, me sorprendió, y he viajado a varios sitios, donde mejor he comido es, sin duda alguna, en España, por delante de todos, y además lo digo con total sinceridad, es donde mejor se come. 

C: Y a buen precio.

B: Y a buen precio, sí, exactamente, a buen precio. Y en Francia también he comido muy bien, la verdad, no te voy a decir lo contrario. Pero donde mejor he comido, sin duda alguna, ha sido en España. 

C: Pues en España nos vamos a quedar. Y si es en el restaurante Becada vamos a comer de maravilla y a precios asequibles, como decía Jorge Díaz al frente del restaurante Becada en Paseo de la Ermita 23, en Becerril de la Sierra. Bueno Jorge, te dejamos con esas patatitas, ves preparando el aperitivo que vamos para allá. ¿Vale?

B: Muy bien (risas)

C: Hasta luego.

Deja un comentario